sábado, 26 de julio de 2014

Tarta falsa de sandía

 
¡¡¡Yupi!!!
 
¡¡¡Hoy empiezan mis vacaciones!!!
 
¡¡¡Por fin!!!
 
Sí, ayer fue mi último día de trabajo y hoy comienzan mis vacaciones, y para no perder ni un día nos vamos ¡HOY! Que sí, que sí, hoy después de comer. Terminaremos de preparar las maletas esta mañana y después de comer... ¡a volar!
 
Y no quería irme sin antes dejaros una idea de postre de verano bien refrescante y original: una tarta falsa de sandía :-)
 

Se trata de jugar con la imaginación de nuestros invitados. Presentamos una tarta y, ¡tachán!, al cortarla aparece... ¡una sandía jugosa y fresquita!
 
¿¿Qué os parece ??
 
La preparación es sencillísima.
 
Basta con que cortemos la base de la sandía para que tenga estabilidad y cortemos también el otro extremo. A partir de ahí iremos pelando toda la sandía. Es muy fácil.
 
Una vez la tengamos toda pelada, podemos dejarla así (como yo) o utilizar la imaginación y darle otra forma. Ya sabéis, como siempre digo, imaginación al poder.
 
Por otra parte, tendremos que preparar un buen montón de nata montada. Para eso os recuerdo la entrada en la que os daba algunos truquitos para no fallar al montarla aunque sea verano como ahora y nos estemos derritiendo a 40º  :- ) Para una sandía de tamaño medio, utilicé 500 ml de nata y 3 cucharas de azúcar.  Pinchad aquí para ver la receta.
 
Ahora secaremos muy bien la sandía con papel de cocina y la iremos cubriendo con una capa generosa de nata.
 
¡Voilà! Ya tenemos nuestra tarta falsa de sandía.
 
Y ¡a decorar! Admite toooooda la variedad de frutas pequeñas que se os ocurran. Incluso, si os ha sobrado bastante sandía, podéis ponerla cortada en bolitas o en diferentes formas ayudándoos de corta-galletas.
 
Yo le he puesto unas cerezas amarillas que, además de deliciosas, me parecía que tenían un color que combinaban muy bien :-)
 
 
Y ya solo una cosita más antes de irme de vacas. ¿Adivináis con quién estuve el jueves?
 
 
 
¿Por qué me caerá tan requetebién esta chica? Mira que es maja :-)

Estuvo haciendo una demo de cupcakes en Pozuelo colaborando con "1 kilo de ayuda" y para allá que me fui con mis chiquis.
 
Nada más llegar, Mavi, la madre de Alma, me reconoció. Mira que es maja también la madre :-)
 
Y allí pasamos una horita charlando un buen rato con Mavi, Alma y su novio. Y comiendo cupcakes, ¡por supuesto!

 

Os deseo un felicísimo verano y nos vemos a la vuelta.

               ¡¡Os quiero!!
 
 

2 comentarios:

  1. Felices vacaciones para ti también!! Muchos besitos para ti y para toda la family.

    ResponderEliminar